Publicado el Deja un comentario

Te estas volviendo viejo

¿ PONIÉNDOME VIEJO ?

  • Te estás volviendo viejo -me dijeron-, has dejado de ser tú, te estás volviendo amargado y solitario.

No, respondí; no me estoy volviendo viejo, me estoy volviendo sabio.

He dejado de ser lo que a otros agrada para convertirme en lo que a mí me agrada ser, he dejado de buscar la aceptación de los demás para aceptarme a mí mismo, he dejado tras de mí los espejos mentirosos que engañan sin piedad .

No, no me estoy volviendo viejo, me estoy volviendo asertivo, selectivo de lugares, personas, costumbres e ideologías .

He dejado ir apegos, dolores innecesarios, personas, almas, y corazones, no es por amargura es simplemente por salud.

Dejé las noches de fiesta por insomnios de aprendizaje, dejé de vivir historias y comencé a escribirlas, hice a un lado los estereotipos impuestos, dejé de usar maquillaje para ocultar mis heridas, ahora llevo un libro que embellece mi mente.

Cambié las copas de vino por tazas de café, me olvidé de idealizar la vida y comencé a vivirla.

No, no me estoy poniendo viejo.
Llevo en el alma lozanía y en el corazón la inocencia de quien a diario se descubre .
Llevo en las manos la ternura de un capullo que al abrirse expandirá sus alas a otros sitios inalcanzables para aquellos que sólo buscan la frivolidad de lo material.

Llevo en mi rostro la sonrisa que se escapa traviesa al observar la simplicidad de la naturaleza, llevo en mis oídos el trinar de las aves alegrando mi andar.

No, no me estoy volviendo viejo, me estoy volviendo selectivo, apostando mi tiempo a lo intangible, reescribiendo el cuento que alguna vez me contaron, redescubriendo mundos, rescatando aquellos viejos libros que a medias páginas había olvidado .

Me estoy volviendo más prudente, he dejado los arrebatos que nada enseñan, estoy aprendiendo a hablar de cosas trascendentes, estoy aprendiendo a cultivar conocimientos, estoy sembrando ideales y forjando mi destino.

No, no es que me esté volviendo viejo por dormir temprano los sábados, es que también los domingos hay que despertar temprano, disfrutar el café sin prisa y leer con calma un poemario.

No es por vejez por lo que se camina lento, es para observar la torpeza de los que a prisa andan y tropiezan con el descontento.

No es por vejez por lo que a veces se guarda silencio, es simplemente porque no a toda palabra hay que hacerle eco.

No, no me estoy poniendo viejo, estoy comenzando a vivir lo que realmente me interesa.

                 Víctor Hugo

Publicado el Deja un comentario

Chéjov Foto 1904


Chekhov's last photo | А. П. Чехов, последнее фото, 1904 г.

 

Antón Pávlovich Chéjov (en ruso: Анто́н Па́влович Че́хов, romanizaciónAnton Pavlovič Čehov), (Taganrog, 17 de enerojul.29 de enero de 1860greg.BadenweilerBaden (Imperio alemán) 2 de juliojul.15 de julio de 1904greg.) fue un médicoescritor y dramaturgo ruso. Encuadrable en la corriente más psicológica del realismo y el naturalismo, fue un maestro del relato corto, siendo considerado como uno de los más importantes escritores de este género en la historia de la literatura.1​ Como dramaturgo se enclava dentro del naturalismo, aunque con ciertos toques de simbolismo, y escribió unas cuantas obras, de las cuales son las más conocidas La gaviota (1896), Tío Vania (1897), Las tres hermanas (1901) y El jardín de los cerezos (1904) (Fuente:Wikipedia)

Para el escritor ruso (nacido en Ucrania), todo contenido debía tener un significado; una razón de ser. De lo contrario, se genera una falsa esperanza en el lector. Eso él lo sabía bien. Simple y complejo, Chéjov se convirtió en creador del relato moderno antes que médico.

Ese alegre melancólico, como lo definió Korolenko, creció en una familia de esclavos mientras su madre le contaba cuentos. Ella, Yevguéniya Yákovlevna, viajaba por toda Rusia para mercadear con telas hasta que se vieron obligados a emigrar a Moscú. Fue en la universidad donde publicó sus primeros relatos humorísticos (Cuentos de varios colores) para ayudar a su familia. Allí Chéjov ridiculizó a la vida con su pluma.

Enlaces relacionados

  •  

Chejov en castellano

Chejov en inglés

Chejov en alemán