Publicado el Deja un comentario

El té verde, clave en la investigación sobre el síndrome de Down

Spread the love
Creative Commons

el té verde fue la clave. “Se trata de una catequina, la epigalocatequina galato, que está en el té verde y que normaliza el exceso de dosis de dirc 1”. Una particularidad de esta sustancia es que favorece la plasticidad que uno consigue cuando aprende, por lo tanto “no se trata de una píldora mágica, sino que es algo que ayuda a que lo que tú haces con la estimulación y con la intervención temprana tenga un efecto más eficaz. Es mucho más fisiológico pero requiere que la persona haga un esfuerzo también”, apunta la investigadora. El cerebro solo aprende a través del esfuerzo. “Las cosas que no cuestan, no dejan marca”

Origen: El té verde, clave en la investigación sobre el síndrome de Down

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *