Publicado el Deja un comentario

El cerebro, ¿quién tiene el control?

Cosas que hacemos sin pensar.

Cotidianamente, a cada instante realizamos tareas, acciones sin pensarlas. Nuestro inconsciente controla muchos de nuestros actos  en milésimas de segundo sin que tengamos tiempo de pensar si eso lo queríamos o no hacer.

En nuestro cerebro se realizan cálculos constantemente para que nuestro cuerpo tenga movimientos coordinados. Millones de conexiones en nuestro cerebelo no dejan de trabajar.

Se realizan tantas cosas en nuestro cerebro que en muchos momentos dejamos de pensar en lo que ahí se realiza, sencillamente lo dejamos fluir a su aire. Hasta ahora no hemos sido capaces de construir una máquina que realice los innumerables cálculos y proezas que constantemente desarrolla.

Nuestro cerebro repitiendo tareas que pueden ser muy complejas puede llegar a construir circuitos específicos,que le van a permitir realizar en un futuro esa misma difícil tarea  sin esfuerzo y apenas consumo de energía . Mientras que la persona que se enfrente  a esa misma tarea por primera vez, tendrá que poner a trabajar numerosos recursos de su cerebro, con su consiguiente consumo de energía y tiempo. Lo que sucede con todas estas habilidades que aprende nuestro cerebro grabándolas en u circuito es que acabamos por perder el control de como las realizamos, las hacemos con el piloto automático.

Nuestro cerebro requiere una energía equivalente de una bombilla de 60 W.

Nuestro cerebro consciente puede decir blanco, pero puede que nuestro inconsciente diga negro sin nosotros saberlo y así acaba siendo negro, por mucho que nuestro consciente diga blanco.

Las personas que sufren de sonambulismo pueden ser gobernadas por su subconsciente hasta cometer crímenes sin ser conscientes.

En nuestra biografía nuestro cerebro ha ido grabando circuitos en el subconsciente que a la fuerza junto a nuestro código genético va a condicionar nuestro presente y futuro.

Austin Naber

Dean Potter

Estado de flujo, la zona

El flujo también conocido como «la zona» es el estado mental operativo en el cual una persona está completamente inmersa en la actividad que ejecuta. Se caracteriza por un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea, y de éxito en la realización de la actividad. Esta sensación se experimenta mientras la actividad está en curso. El concepto de flujo fue propuesto por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi en 1975 y a partir de entonces se ha difundido extensamente en diferentes campos. Fuente: Wikipedia

Libre albedrío o libre elección

El libre albedrío (de la deformación vulgar del vocablo latino arbitrium,1​ a su vez de arbiter, ‘juez’2​) o libre elección es la creencia de aquellas doctrinas filosóficas según las cuales las personas tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones. Fuente: Wikipedia

Publicado el Deja un comentario

Cómo funciona el cerebro, y que podemos hacer para mejorarlo

Para tener una vida plena y feliz, lo más importante es tener un cerebro sano. Esta es la premisa que defienden los autores: cómo una mente sana puede dar lugar a un cuerpo igualmente saludable. A través de sus estudios e investigaciones, los autores pretenden demostrar que llevar a cabo un patrón concreto de actividad cerebral nos permite resistir mejor las enfermedades, y puede incluso ayudarnos a vivir más. En El cerebro que cura descubriremos por qué el órgano rector es importante para mantenernos sanos y cómo conseguir que funcione a pleno rendimiento. La nutrición, el sueño, el ejercicio o la socialización son parte de los pilares fundamentales para lograr una mente, un cuerpo y un alma más sanos.

Biografía de los autores

Álvaro Pascual-Leone es un neurocientífico de renombre internacional, considerado uno de los padres del campo de la plasticidad cerebral y la neuromodulación. Álvaro Fernández Ibáñez (Bilbao, 1973) fundó y lidera SharpBrains, una organización basada en Estados Unidos que investiga cómo mejorar la salud a través de la ciencia del cerebro y la innovación. David Bartrés-Faz es doctor en Psicología por la Universitat de Barcelona y profesor de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la misma universidad.

Publicado el Deja un comentario

Optimismo, un ingrediente básico para vivir mejor

Entiende tu cerebro, gestiona tus emociones, mejora tu vida.Uniendo el punto de vista científico, psicológico y humano, la autora nos ofrece una reflexión profunda, salpicada de útiles consejos y con vocación eminentemente didáctica, acerca de la aplicación de nuestras propias capacidades al empeño de procurarnos una existencia plena y feliz: conocer y optimizar determinadas zonas del cerebro, fijar metas y objetivos en la vida, ejercitar la voluntad, poner en marcha la inteligencia emocional, desarrollar la asertividad, evitar el exceso de autocrítica y autoexigencia, reivindicar el papel del optimismo…

Nº de páginas : 232

Editorial : S.L.U. ESPASA LIBROS

Idioma:CASTELLANO

Encuadernación :Tapa blanda

ISBN:9788467053302

Año de edición :2018

Analizando los tuits de Twitter

Un equipo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos), demostro los beneficios del optimismo de un modo espectacular estudiando el lenguaje empleado utilizado en una comunidad concreta de la red social Twitter. Exacto: las palabras de los tuits son un indicador de la exposición al riesgo de sus autores. Los que utilizan un lenguaje optimista tienen una tasa de mortalidad inferior a la de aquellos que eligen palabras pesimistas (o reveladoras de ira) cuando escriben. Estas conclusiones son el fruto de un trabajo titánico durante el cual los científicos tuvieron acceso a unos 826 millones de tuits, después de que Twitter les hubiera abierto sus servidores. Asignaron una valencia positiva o negativa a cada palabra utilizada. En la columna de las palabras pesimistas encontramos las que expresaban hostilidad ,(cochinada mierda, imbécil, idiota,… sin olvidar los inevitables»fuck» y «mother fucker»), las que expresaban tensión (celos, envidia,, asqueroso, mentiroso, odio,…) y las que expresaban hartazgo (casado, agotado, cama, dormir, adormilado,…). En cuanto a las optimistas, podían transmitir (gestión, investigación, negocios, aprendizaje,empresa, servicio, conferencia, reunión…), experiencias positivas (genial, compartir, instructivo, amistad, noche agradable, fabuloso, maravilloso, fantástico,…).y optimismo (reto, potencial, progresar, lograr, fuerza, valor, fe…). Los investigadores evaluaron todas estas palabras (y muchísimas más) y establecieron una correlación entre la salud vascular de las comunidades estudiadas que resulto ser aún más pertinente que otros criterios, como el nivel educativo, el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión, la obesidad o determinados criterios raciales. ¡Asombroso!

Fuente : Mima tu cerebro

Publicado el Deja un comentario

Nuestro cerebro es como una barra de mantequilla fría

Tu cerebro esta compuesto en un 60% de materia grasa… su textura es similar a un bloque de mantequilla fría.. En este sentido , los lípidos (o grasas) son u componente imprescindible para el buen funcionamiento de tu cerebro de tu mente. Los jóvenes que sufren de anorexia comienzan por restringir los alimentos ricos en grasas, de manera que provoca , en un inicio, dificultades de concentración y memoria que pueden progresar hasta efectos tan devastadores como la falta de juicio y delirios.

Mantequilla Pixabay

Los lípidos desempeñan un papel fundamental en el funcionamiento cerebral. La sustancia blanca esta compuesta por las fibras nerviosas que transmiten la información entre una neurona y otra, permitiendo que se comuniquen y piensen de manera conjunta. Estas fibras o axones están recubiertas de una sustancia llamada mielina, que esta compuesta principalmente de grasa ( de ahí su color blanco). Las funciones de esta cubierta gelatinosa en la neurona son similares a las del plástico que recubre un cable eléctrico: aísla el impulso nervioso para que llegue más rápido y sin interferencias.

Fuente: Cuida tu cerebro y mejora tu vidaÁlvaro Bilbao

Publicado el Deja un comentario

El cerebro consume 1/4 parte de lo que comemos.

¿ Sabías que tu cerebro consume u 25% de los alimentos que introduces en tu cuerpo?. Puede parecer sorprendente, pero la materia gris (la parte de tu cerebro que te hace pensar) es responsable del consumo de casi un cuarto de la energía que metaboliza tu organismo.

Lamp Light

De hecho, con la energía que se produce en tu corteza cerebral se podría mantener una bombilla encendida de manera constate. Por todo esto y mucho más, la nutrición es una pieza clave del cuidado del cerebro.

Fuente: Cuida tu cerebro y mejora tu vidaÁlvaro Bilbao

Publicado el Deja un comentario

Hacer ejercicio nos hace más inteligentes

Science has now confirmed that stimulating your brain through exercise can make you smarter.

Origen: EXERCISE MAKES YOU SMARTER!

Science now believes exercise is not just good for your heart it can also make you smarter and that means it can make you better at what you do. It works fast too…stimulating your nervous system is one of the best ways to perform at a higher level within a short period of time. Doctor John Ratey, an associate professor of psychiatry at Harvard Medical School says, «I like to say that exercise is like taking a little Prozac or Ritalin at just the right moment…it affects mood, vitality, alertness and feelings of well-being

Medical science has now concluded that as little as 30 minutes of moderate exercise a day is enough for «Brain Training» for most adults


var CONSTANTS = { productMinWidth : 185, productMargin : 20 };

var $adUnits = jQuery('.aalb-product-carousel-unit'); $adUnits.each(function() { var $adUnit = jQuery(this), $wrapper = $adUnit.find('.aalb-pc-wrapper'), $productContainer = $adUnit.find('.aalb-pc-product-container'), $btnNext = $adUnit.find('.aalb-pc-btn-next'), $btnPrev = $adUnit.find('.aalb-pc-btn-prev'), $productList = $productContainer.find('.aalb-pc-product-list'), $products = $productList.find('.aalb-pc-product'), productCount = $products.length;

if (!productCount) { return true; }

var rows = $adUnit.find('input[name=rows]').length && parseInt($adUnit.find('input[name=rows]').val(), 10); var columns = $adUnit.find('input[name=columns]').length && parseInt($adUnit.find('input[name=columns]').val(), 10);

if( columns ) { var productContainerMinWidth = columns * (CONSTANTS.productMinWidth + CONSTANTS.productMargin) + 'px'; $adUnit.css( 'min-width', productContainerMinWidth ); $productContainer.css( 'min-width', productContainerMinWidth ); $products.filter( ':nth-child(' + columns + 'n + 1)' ).css( 'clear', 'both' ); }

if (rows && columns) { var cutOffIndex = (rows * columns) - 1; $products.filter(':gt(' + cutOffIndex + ')').remove(); }

function updateLayout() { var wrapperWidth = $wrapper.width(); var possibleColumns = columns || parseInt( wrapperWidth / (CONSTANTS.productMinWidth + CONSTANTS.productMargin), 10 ); var actualColumns = columns || possibleColumns actualColumns ) { $btnNext.css( 'visibility', 'visible' ).removeClass( 'disabled' ).unbind( 'click' ); $btnPrev.css( 'visibility', 'visible' ).removeClass( 'disabled' ).unbind( 'click' ); } $productContainer.jCarouselLite( { btnNext : '#' + $adUnit.attr( 'id' ) + ' .aalb-pc-btn-next', btnPrev : '#' + $adUnit.attr( 'id' ) + ' .aalb-pc-btn-prev', visible : actualColumns, circular: false } );

}

updateLayout(); jQuery(window).resize(updateLayout); }); });

/*! * jCarouselLite - v1.1 - 2014-09-28 * http://www.gmarwaha.com/jquery/jcarousellite/ * Copyright (c) 2014 Ganeshji Marwaha * Licensed MIT (https://github.com/ganeshmax/jcarousellite/blob/master/LICENSE) */

!function(a){a.jCarouselLite={version:"1.1"},a.fn.jCarouselLite=function(b){return b=a.extend({},a.fn.jCarouselLite.options,b||{}),this.each(function(){function c(a){return n||(clearTimeout(A),z=a,b.beforeStart&&b.beforeStart.call(this,i()),b.circular?j(a):k(a),m({start:function(){n=!0},done:function(){b.afterEnd&&b.afterEnd.call(this,i()),b.auto&&h(),n=!1}}),b.circular||l()),!1}function d(){if(n=!1,o=b.vertical?"top":"left",p=b.vertical?"height":"width",q=B.find(">ul"),r=q.find(">li"),x=r.size(),w=lt(x,b.visible)?x:b.visible,b.circular){var c=r.slice(x-w).clone(),d=r.slice(0,w).clone();q.prepend(c).append(d),b.start+=w}s=a("li",q),y=s.size(),z=b.start}function e(){B.css("visibility","visible"),s.css({overflow:"hidden","float":b.vertical?"none":"left"}),q.css({margin:"0",padding:"0",position:"relative","list-style":"none","z-index":"1"}),B.css({overflow:"hidden",position:"relative","z-index":"2",left:"0px"}),!b.circular&&b.btnPrev&&0==b.start&&a(b.btnPrev).addClass("disabled")}function f(){t=b.vertical?s.outerHeight(!0):s.outerWidth(!0),u=t*y,v=t*w,s.css({width:s.width(),height:s.height()}),q.css(p,u+"px").css(o,-(z*t)),B.css(p,v+"px")}function g(){b.btnPrev&&a(b.btnPrev).click(function(){return c(z-b.scroll)}),b.btnNext&&a(b.btnNext).click(function(){return c(z+b.scroll)}),b.btnGo&&a.each(b.btnGo,function(d,e){a(e).click(function(){return c(b.circular?w+d:d)})}),b.mouseWheel&&B.mousewheel&&B.mousewheel(function(a,d){return c(d>0?z-b.scroll:z+b.scroll)}),b.auto&&h()}function h(){A=setTimeout(function(){c(z+b.scroll)},b.auto)} function lt(a,b){return ab;} function i(){return s.slice(z).slice(0,w)}function j(a){var c;a=y-w+1&&(c=a-x-b.scroll,q.css(o,-(c*t)+"px"),z=c+b.scroll)}function k(a){0>a?z=0:a>y-w&&(z=y-w)}function l(){a(b.btnPrev+","+b.btnNext).removeClass("disabled"),a(z-lt(b.scroll,0)&&b.btnPrev||z+gt(b.scroll, y)-w&&b.btnNext||[]).addClass("disabled")}function m(c){n=!0,q.animate("left"==o?{left:-(z*t)}:{top:-(z*t)},a.extend({duration:b.speed,easing:b.easing},c))}var n,o,p,q,r,s,t,u,v,w,x,y,z,A,B=a(this);d(),e(),f(),g()})},a.fn.jCarouselLite.options={btnPrev:null,btnNext:null,btnGo:null,mouseWheel:!1,auto:null,speed:200,easing:null,vertical:!1,circular:!0,visible:3,start:0,scroll:1,beforeStart:null,afterEnd:null}}(jQuery);

La ciencia ahora cree que el ejercicio no sólo es bueno para su corazón, sino que también puede hacerlo más inteligente y eso significa que puede hacerlo mejor en lo que hace. Y además funciona rápido … estimulando su sistema nervioso elevando su funcionamiento al nivel más alto en un corto período de tiempo.

El doctor John Ratey, profesor asociado de psiquiatría de la Facultad de medicina de Harvard, dice:»Me gusta decir que el ejercicio es como tomar un poco de Prozac o Ritalin en el momento justo… afecta el estado de ánimo, la vitalidad, la lucidez mental y los sentimientos de bienestar«.

Cerebro efectuando ejercicio

La ciencia médica ha llegado a la conclusión de que 30 minutos de ejercicio moderado al día son suficientes para el «Entrenamiento Cerebral» para la mayoría de los adultos.