Publicado el

Lento regreso

Peter Handke (1942) es uno de los escritores actuales más importantes, polémicos y populares en lengua alemana. Sus obras suelen gravitar en torno a las dificultades en la comunicación humana, la soledad o sus consecuencias, con un estilo original que no renuncia nunca al compromiso con la literatura. Situada, como “Carta breve para un largo adiós”, en el continente americano, la novela consigna la particular relación de Valentin Sorger (un centroeuropeo allí desplazado) con el espacio y la multiplicidad de formas que adopta.

Deutsch: Peter Handke, deutscher Schriftsteller
Deutsch: Peter Handke, deutscher Schriftsteller (Photo credit: Wikipedia)

Provocador, romántico y en todo momento exploratorio, Peter Handke es uno de los grandes escritores de nuestro tiempo: Lento regreso, publicado originalmente a finales de los años 70, es una obra fundamental para su éxito y la poderosa influencia que ha ejercido en otros escritores, entre ellos W. G. Sebald.

Una novela de autocuestionamiento y autodescubrimiento. Lento regreso es una singular odisea, un escape de las distracciones de nuestro  mundo moderno y de la conciencia de infelicidad, un viaje lleno de tensión y miedo, pero en última instancia un viaje restaurador, que termina en una inesperada nota de alegría.

El libro comienza en América. Escribiendo con la intensidad estridente de sus primeros trabajos, Handke presenta a Valentin Sorger, un geólogo perturbado que ha ido a Alaska para perderse en su trabajo, pero que ahora se siente atraído de regreso a casa: en su camino hacia Europa se mueve en una desorientación siniestra a través de las grandes ciudades de América.

La segunda parte del libro, “La lección del Mont Sainte-Victoire, ” identifica a Sorger como una proyección del autor, que ahora escribe directamente sobre su propia lucha por reconstituirse a sí mismo y a su arte emprendiendo una peregrinación al gran monte que Cézanne pintó una y otra vez. Finalmente, “La historia de infancia” es una hermosa historia observada, profundamente conmovedora de un nuevo padre—no tanto Sorger o el autor como una especie de Cualquier hombre—y su amor por la hija que va haciéndose mayor.